resuntex.es manteles foto 3

Quienes digan que los detalles no son  importante miente como un bellaco, ya no solo en una casa sino en cualquier parte que sea hecha para el público. A cualquiera que se tercie le gusta comprar complementos que amenizan cualquier estancia y que resaltan su belleza, esto sucede por ejemplo en salas de clínicas privadas, en recepciones de hoteles y en algunos restaurantes. La gente somos muchos de fijarnos en los detalles y creo que es con los que nos quedamos a pesar de que la comida no nos haya gustado nada, por supuesto que la comida es un tema importante a la hora de que se llene la sala pero es verdad que hay otros factores que ayudan en gran medida para que la gente se anime a volver una y otra vez. Suele ser un cúmulo de cosas que se deben sopesar si queremos triunfar en el mundo de la hostelería. Por televisión podemos ver como un prestigiosos chef da algunos sencillos trucos para que el negocio salga adelante y que se pueda ganar dinero sin preocuparse por nada, tan solo es cuestión de llevarlos a cabo ver enseguida los resultados.

Es este tipo de programa veíamos en ocasiones como los restaurantes estaban descuidados, la limpieza sobre todo en la cocina brillaba por su ausencia, los detalles a los que me refería antes no existían en absoluto y desde luego el combinar el textil para que todo vaya a juego era obvio que no se veía por ninguna parte. Por supuesto la clave del éxito reside en muchas más cosas de las que nos imaginamos y para ello debemos tener muy claro lo que queremos y el rumbo que queremos seguir. Como veíamos enseguida el programa hacía cambios importantes pequeñas reformas que daban un cambio de trescientos sesenta grados al local, les cambiaban la vajilla, los electrodomésticos, las sartenes, los manteles para restaurantes, un cambio abismal que con esfuerzo les hacía incluso tener fama. Hay veces en las que se necesita de un pequeño empujón y de claros consejos de parte de personas profesionales que saben muy bien lo que hacen, la desgana y el no saber por dónde empezar hace que lleve a muchos negocios a la quiebra, negocios que con esfuerzo y ganas es posible levantar, tan solo es cuestión de echarle ganas y de saber lo que realmente se quiere.