reciclaperezoso

Este año las vacaciones van a ser bien distintas, nada de playa y mojitos hasta las tantas de la madrugada, nada de paseos por el paseo marítimo de alguna ciudad de la costa, nada de baños de sol junto a la piscina del hotel donde me pueda relajar y sentirme como otra persona. Mi novio a tenido la genial idea de traerme hasta Asturias, no tengo nada en contra de esta bella ciudad, la verdad es que me gusta mucho, pero es que estaba deseando pillar las vacaciones para tostarme al sol como una pipa y mirarme, aquí me veo, buscando un desguace para coches en Asturias porque mi novio ha tenido la genial idea de arreglar un viejo cadillac que tiene en el garaje en la casa de sus padres.

Es un viejo coche, supongo que será muy caro porque es muy antiguo y funciona a la perfección, pero le gusta tenerlo impecable porque dice que cuando nos casemos es el coche en el que voy a ir, la verdad es que me gusta bastante la idea porque es un coche muy bonito.

Alguien le habló de ese desguace y quiso venir personalmente a echar un vistazo y buscar en primera persona lo que necesita, y aquí estamos en Asturias.
La ciudad es súper bonita, no me puedo quejar porque todo es muy amplio y hay zonas muy verdes, además el hotel en el que nos vamos a alojar es una maravilla y tiene una piscina espectacular. También es cierto que vamos a hacer algunas rutas de senderismo que me apasionan y a descubrir esos paisajes tan bonitos y coloridos, reconozco que cada vez me gusta más la idea, además la sidra esta deliciosa y la gastronomía por estos lugares es una verdadera gozada.

No os lo vais a creer pro creo que después de estas vacaciones distintas,  tengo la intención de volver a Asturias todas las veces que pueda, sin duda uno de mis lugares favoritos. Y pensar en lo reticente que estaba al principio, no quería venir y si no llega a ser por complacerlo a él, posiblemente no habría venido, seguro que me hubiese arrepentido de haberme perdido un viaje tan especial y tan pintoresco.
De verdad si tenéis la oportunidad de venir a disfrutar de Asturias,  no os lo penséis dos veces, de verdad que merece la pena y volveréis a casa con muy buen sabor de boca.