Muchas personas a la hora de viajar, deciden y escogen alternativas maravillosas, pero al final no son nada económicas y en Europa se tiene varios ejemplos, sin embargo, existe un destino precioso y muy accesible  que le hará bien a sus bolsillos e igualmente disfrutará en grande.

Este destino es la capital de Portugal, Lisboa.  Tiene un río navegable, siete colinas, un Cristo Redentor (idéntico al de Brasil), dos “Patrimonios de la Humanidad”, el puente más largo del continente europeo “El Vasco de Gama” y hasta un antiguo tranvía.

19-lisboaAlgo que destaca en Lisboa son las diferentes fachadas de las casas, donde los azulejos antiguos son los protagonistas con una marcada huella de épocas pasadas. Escápese y recorra sus preciosas calles y plazas, pero no olvide visitar su Catedral que incluye construcciones arqueológicas de los fenicios.

La ciudad ofrece una deliciosa ruta gastronómica digna de un rey, así que no se pierda probar sus exquisitos manjares como la sopa de la acorda de mariscos, sardinas a la barbacoa, un rico bacalao o el cocido a la portuguesa. Hay paseos en veleros por el río Tajo donde podrá disfrutar de una tarde de relajación observando cómo se oculta el sol, mientras bebe su rico “Ginja” un licorcito dulce muy típico de Lisboa.

La ciudad al tener siete preciosas colinas posee variados miradores, no podemos indicar cuál es el mejor, pero uno de los más destacados es el “Portas do Sol”, otro de los más emblemáticos es el “Mirador de Santa Luzia”, excelentes vista panorámicas que no debe perderse.

Es visita obligada ir al “Castillo de San Jorge” desde donde se pueden apreciar diferentes puntos de la ciudad; con estilo musulmán se encuentra en una de sus colinas. Otros monumentos históricos a los que debe ir son, el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belém (declarados “Patrimonios de la Humanidad”).

El Parque de las Naciones cuenta con el acuario más grande del continente europeo. En este parque no solo podrá pasar un día muy divertido, sino que debe visitar el museo de ciencia y tecnología que allí se encuentra o caminar recorriendo su puerto marinero.

Lisboa también cuenta con museos como el de Arte Contemporáneo, en el que podrá apreciar una gran colección de obras de arte desde Warhol hasta Pollock y pasando por Picasso a Dalí.

La ciudad cuenta con lindos barrios y uno de los más bohemios es el “Chiado”, el barrio de Belém donde se encuentra su afamada y nombrada torre, Barrio Alto y el Alfama; muy típicos, divertidos, con ambientes alegres y coloridos, rinconcitos con cafécitos deliciosos, donde descansar y sentarse a conversar.