desguacesdemotos.info foto 2

Los padres suelen preocuparse cuando los hijos piden tener un coche propio, pero aún más si lo que quieren es una moto. Es comprensible tal preocupación debido a los peligros que ello implica, en ese tipo de vehículo el cuerpo queda al descubierto por completo y no como un automóvil en el que se está resguardado por una armazón de metal o fibra de vidrio.

La experiencia de conducir una moto es única, pero no todas son corpulentas, de alta cilindrada. Las hay de diferentes modelos y capacidades. Una variedad de estas son las scooters, son pequeñas motocicletas de menor cilindrada, a diferencia de otras, estas suelen llevar el motor debajo del asiento al igual que el tanque de la gasolina y el aceite.

En estas motocicletas el conductor tiene un poco más de resguardo que en otras, porque la persona no se sienta a horcajadas sobre ella, sino que queda dentro del cuadro, es decir, entre el asiento y el frontal o manubrio de la misma. Además son más económicas en cuanto a consumo de combustible y sus piezas suelen ser más genéricas.

Por dónde empezar

Para escoger cuál de los tantos modelos existentes debe tener en cuenta para qué tipos de actividades será usada. Muchas scooters son deportivas, de paseo, y eso en ocasiones cambia las capacidades de respuesta del motor y otros factores como la amortiguación. Algunas de estas son las populares Vespa, las Biaggio, la Honda (a pesar de ser conocida por sus grandes motos como las Cbr, también tiene varios modelos de scooters como la PCX 150CC).

Scooter o moto convencional, para ambas hay que tener las mismas precauciones, puesto que tienen los mismos peligros. Por esta razón no se deben menospreciar los elementos de seguridad como el casco, los guantes, tratar siempre de llevar pantalones que cubran por completo las piernas y, por supuesto, tener sentido común al estar en movimiento.

Si ya cuenta con una scooter pero necesita algunas reparaciones notará que, a pesar de que pueden ser económicas, muchas veces al ser varias las averías se va de las manos el presupuesto.

Una forma muy práctica de ahorrarse tiempo y dinero es acudiendo a un desguace, puede visitar desguaces de scooters por Internet. En España hay directorios especializados en este tipo de negocios, que asocian a las que cumplen con los reglamentos legales y tienen buena trayectoria en el mercado.