hipermaterial-foto-2

He de decir que aunque el curso ya esté empezado y estemos casi finalizando el primer trimestre, creo que siempre es bueno hablar referente al material escolar de nuestros hijos, ya que cuando elaboramos las listas a primeros de septiembre lo hacemos para que puedan pasar si acaso los tres primeros meses sin darnos cuenta que el resto de curso debemos seguir comprando lo que se les va acabando. Si nos damos cuenta piden dos lapiceros y una goma de borrar, creo que es imposible que niños que escriben todos  los días en cuadernos como es el caso de mi hija les duren nueve meses, si encima deben sacarle punta cada dos por tres, la verdad que a mi hija ni siquiera le han durado estos tres meses ya que los hemos debido renovar en dos ocasiones. Y es que hoy en día son muchos los deberes que deben hacer ya no es lo que hacen durante la mañana en el cole sino que en casa también deben trabajar es normal que el material acabe por terminarse.

Bueno y si ya os hablo de los benditos bolígrafos que se borran, sí, esos de la tinta de gel, esos que no duran ni una semana sobre todo en épocas de exámenes que deben escribir el doble. Y los cuadernos entre lo que se escribe y las páginas que a veces se arrancan resulta que necesitamos una buena despensa solamente para tener el material que necesitan nuestros hijos. Lo que está claro es que cuando realizamos la lista deberemos comprarlo de una sola vez, o estar pendientes de manera que los niños no puedan quedarse sin nada. Yo no sé las demás madres pero yo en material escolar gasto mucho dinero, he ido guardando los tickets y madre mía a lo tonto el dineral que se va, estoy pensando en cambiar la compra de material escolar a otro sitio ya que me he dado cuenta que en la papelería en la que compro siempre se me va un poco de presupuesto. Me han hablado que por internet hay unas papelerías online con amplios catálogos en los que puedes encontrar de todo y la verdad que los precios son muchos más bajos, además comprando en cantidad que es justo lo que yo pretendo siempre te sale más económico y los gastos de envío te los ahorras, un método que desde luego se ajusta y mucho a mi humilde presupuesto.