desguaces4x4 info

Quién no quiere vivir una extraordinaria aventura conduciendo un todoterrenos?Es que acaso no fueron creados tales vehículos para pasarla en grande? Definitivamente no se compra un 4×4 simplemente para trasladarse de un lugar a otro dentro de la ciudad, para eso están los coches convencionales o el transporte público.

Quien tiene un 4×4 y no se une a las rutas de exploración de las maravillas de este planeta, está desperdiciando el potencial de esa máquina, además de vivir experiencias que confirman lo valioso de estar en este mundo maravilloso. Si hay vida en otras partes de la galaxia, dudo que sea un lugar tan hermoso como la Tierra.

En función de lo anterior, es normal que observemos el entusiasmo de aquellos que invierten en un 4×4, porque significa libertad, felicidad, conocimiento, y mucho más. Sin embargo, para que nada empañe esas ilusiones se deben tener en cuenta una serie de cosas con respecto a este tipo de vehículos, que igual aplican para cualquier otra clase de coches, pero mucho más para los que son sometidos a caminos agrestes y de los que se espera un desempeño superior.

Consejos para asegurar buenas experiencias con los todoterrenos

  • Chequeo frecuente de los fluidos: no basta con esperar la revisión programada que tienen con los talleres mecánicos, es crucial aprender cuáles son los niveles óptimos y saber cómo medirlos, así como también, cómo reponerlos en caso de algún déficit. Esto implica también, observar si hay residuos en el piso en donde se aparca o si se visualizan piezas humedecidas por la parte externa con grasa inusual. Por supuesto, hay que ver constantemente el nivel del refrigerante.
  • Presión de los neumáticos: todos deben demostrar el mismo valor de presión, a veces es notorio visualmente que alguno esté deficiente, y por ello se actúa para regularizar el hecho, pero lo recomendable es utilizar un calibrador, pues no solo es inapropiado que esté fallo, sino también que se exceda de lo adecuado, ambos casos facilitan que se dañen y hasta se exploten.
  • La amortiguación: una de las partes más importantes de un 4×4 es su sistema de amortiguación, para que resista sin mayor inconveniente los obstáculos que se le presenten en el camino, por lo tanto, hay que asegurarse de que funcionen cabalmente.
  • Los frenos: no hay mucho que explicar, está claro que es fundamental cerciorarse de que respondan adecuadamente y que todos los elementos que conforman esté sistema estén en óptimas condiciones.

Esto es lo básico, y todos los repuestos que se requieran pueden ser adquiridos a buen precio y de calidad comprobada en los desguaces todoterrenos autorizados, eso sí, nada de comprar en establecimientos de dudosa reputación.