Tener una tubería atascada es un gran problema, más si hablamos del desagüe del fregadero o el de la ducha. Estos atascos se deben a la acumulación de cal en el agua, en la tubería o a desechos que se van acumulando en los cruces de agua, como los codos de la tubería del lavamanos. Manipular correctamente los desechos lo es todo a la hora de desagües funcionales, los atascos no se pueden evitar, pero podemos minorar su aparición. Aquí unos consejos prácticos sobre qué hacer con ciertos desechos que nos facilitaran la vida y nos garantizaran un hogar con la menor cantidad de atascos.

Seguir leyendo